Compartir este artículo

El pasado 9 de Mayo, al finalizar la manifestación durante la jornada de huelga en la educación en Sevilla, se produjo una agresión fascista contra un compañero de Corriente Roja por el mero hecho de portar una bandera republicana. Se da la circunstancia de que además el agresor es una persona joven y nuestro compañero un ya veterano luchador. Deseamos una pronta recuperación a nuestro compañero.

No toleramos ninguna agresión fascista y llamamos a todas las organizaciones, sindicatos y movimientos a defender unitariamente nuestros espacios. En momentos de crisis social el fascismo siempre atacó a los luchadores, pretendiendo crear miedo y amedrentar la lucha que el pueblo trabajador y los estudiantes llevamos a cabo por nuestros derechos. Sabemos que los ataques fascistas se repetirán más veces y siempre atacando a los que luchan y los más oprimidos. Dejamos claro que no daremos ni un paso atrás antes las agresiones a quienes luchamos.
Compartir este artículo