Compartir este artículo

UNIDAD PARA LUCHAR SI, PARA PACTOS SOCIALES NO

Las Marchas de la Dignidad de Madrid volvieron a salir a la calle el pasado sábado 3 de diciembre. Pasadas las siete de la tarde la cabecera de la manifestación partía desde la Plaza de España junto a diferentes colectivos sociales y el Bloque Estudiantil y Juvenil. A su llegada a la Plaza de Callao fue recibida al grito de “Viva la lucha de la clase obrera” por el Bloque Sindical de Clase y Combativo (CGT, Co.Bas, Solidaridad Obrera, AST, SAS y CSC).

Por Co.bas Madrid

La cabecera de las Marchas portaba una gran pancarta de mano con el lema “No al pago de la deuda, Fuera los gobiernos de la Troika, No más recortes, Pan, Trabajo y Techo”.

La manifestación contó con la participación aproximada de unas 8.000 personas que a lo largo de todo el recorrido corearon la consignas ya habituales “pan, trabajo, techo y dignidad” y a las que en esta ocasión se sumaron otras contra la represión y la amnistía para tod@s aquell@s que hoy se encuentran privados de libertad o están encausados por luchar en la calle. Durante la marcha han tenido un especial protagonismo los casos de Alfon, Andrés Bódalo y Nahuel, para quiénes se ha pedido la libertad inmediata. Todo un contraste de reivindicación y protesta en medio de una ciudad donde la iluminación navideña se mezclaba con las banderas rojas, tricolores o rojinegras.

Las Marchas de la Dignidad denunciaron una vez más que no se puede pagar la deuda ni un día más, una deuda ilegítima que l@s trabajador@s no han contraído y que se ha generado a costa de regalar dinero público a la banca. Por último, han dejado muy claro que no van a admitir más recortes sociales ni que se pongan en peligro las pensiones. Para ello, han identificado que la calle y la lucha son el único camino y que hoy es más necesario que nunca empezar a organizarse y lograr esa fuerza necesaria para recuperar los derechos que a lo largo de los últimos años nos han ido robando. La manifestación logró además despertar la simpatía de los viandantes que abarrotaban las aceras de la ciudad, aplaudiendo a su paso y en algunos casos gritando las consignas por la dignidad y el trabajo.

Dentro del espíritu crítico y combativo que demostró la manifestación se destacó una vez más el cortejo del sindicato Comisiones de Base (Co.bas), que como ya viene siendo habitual no paró durante todo el recorrido de cantar y gritar consignas con enorme fuerza al ritmo de un tambor: “Pan, Trabajo, Techo y Dignidad”, “Pacto social, negocio patronal”, “Alfon libertad, Andrés libertad, Nahuel libertad”, “Libertad, libertad, detenidos por luchar”, “No hay, no hay, no hay otra manera, o con la patronal, o con la clase obrera”, “Los servicios públicos no se venden y las pensiones se defienden” “Que viva la lucha de la clase obrera”, “Nativa o extranjera, la misma clase obrera”. Así mismo, al paso por el edificio de Telefónica y sede de esta compañía, el cortejo se detuvo para señalar los abusos de esta multinacional y corear: “Ahí está la cueva de Alí Babá”.

La manifestación concluyó en la Plaza de Neptuno con un pequeño acto donde intervinieron representantes de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, del Bloque Estudiantil y Juvenil, de la Coordinadora en Defensa del Sistema Público de Pensiones y de Ángel Luis Parras (miembro de la Intersectorial del sindicato Comisiones de Base-Co.Bas), que habló en nombre del Bloque Sindical de Clase y Combativo. El manifiesto unitario leído por dos portavoces de las Marchas de la Dignidad de Madrid fue el colofón final de una manifestación que debe ser el comienzo de una lucha larga y dura: “No vamos admitir ni un recorte social más en lo público ni que peligren las pensiones” afirmaron los organizadores. Por todo ello, hicieron un llamamiento a “organizar la fuerza necesaria para recuperar lo que nos han robado y precarizado”. La lucha es el único camino.

Compartir este artículo