Compartir este artículo
  • Por Pensiones públicas dignas, a cargo de los Presupuestos Generales

  • Por Empleo estable y salarios dignos; por la derogación de las Reformas Laborales

  • Por la libertad de Alfon; Bódalo y todos los pres@s por luchar

  • En defensa de los servicios públicos (sanidad y educación 100% públicas…)

  • Por el No al pago de la deuda de los banqueros y especuladores; Fuera la UE y el FMI

  • Para gritar contra el feminicidio, vivas nos queremos, ni una menos

  • Para exigir cárcel a los corruptos y corruptores

  • Para unificar las luchas

Las manifestaciones del 1º de mayo mostraron un mayor nivel de participación que en el 2016. Y mostraron también dos líneas de actuación, dos programas y dos objetivos. De un lado las llamadas “manifestaciones oficiales”, encabezadas por los dirigentes de CCOO y UGT, que son las únicas que los grandes medios de comunicación publicitan. De otro el que conformamos el sindicalismo combativo de clase, y las organizaciones políticas y sociales que formamos parte de las Marchas de la Dignidad. Allí estuvieron los pensionistas, buena parte de las PAH, luchas obreras…

Por Corriente Roja

En las primeras, de la boca de Toxo y Pepe Álvarez, se volvió a pedir al Gobierno un gran Pacto social, la reactivación de los Pactos de Toledo… En las segundas, fue explicito el rechazo al Pacto social, así como la defensa de los seis puntos del programa de las Marchas de la Dignidad. Fue explicito que la defensa de las pensiones públicas dignas es incompatible con lo infames Pactos de Toledo.

Las llamadas “manifestaciones alternativas” ocupan cada vez más espacio y en este año su centro fue el llamamiento a la Marcha a Madrid el 27 de Mayo.

Sobran razones para salir a la calle a luchar por el Pan, el trabajo, el techo y la igualdad. Salir a la calle a defender las pensiones públicas, el empleo… en esencia los seis puntos, que las Marchas de la Dignidad han hecho suyos.

Salir a la calle, llenarlas de dignidad, para echar a los corruptos y a los corruptores, para exigir cárcel para todos ellos y que devuelvan hasta el último euro que robaron.

El 27M debe ser además un lugar de encuentro de todos/s los que luchan: de las jornaleras de la Vega sevillana que reclaman que les devuelvan sus prestaciones y el sobreseimiento de los procesos penales abiertos contra ellas; de los bomberos malagueños que llevan más de mes y medio de huelga; de los trabajadores/as de Transcom que enfrentan un ERE para más de 300; de los trabajadores/as de Unipost que siguen en huelga indefinida, de los estibadores que siguen enfrascados en una negociación que amenaza con colar más o menos maquillado, el decreto de la estiba; a los sectores en lucha, como las coordinadoras de pensionistas, la Marea blanca, la Plataforma por la remunicipalización de los servicios públicos; las plataformas anti desahucios… colectivos que en muchos casos ya han anunciado su asistencia el día 27.

La tarea central de las próximas semanas es, sin duda, preparar el 27 de mayo, para que ese día, con las Marchas de la Dignidad, llenamos las calles de Madrid.

Medidas contra la corrupción

Si se quiere atajar la corrupción hay que aplicar medidas que vayan a la raíz del problema, que traben la fuente del negocio a los amigos de lo ajeno, por ejemplo:

  • ¡Nacionalizar, bajo control de los trabajadores/as y asociaciones de usuarios, las industrias claves, comenzando por las de la energía!

  • Echar a las empresas de la educación y la sanidad, ni un euro a la privada;

  • Sacar a las constructoras de los Ayuntamientos y Comunidades, remunicipalizando los servicios públicos;

  • Expropiar el patrimonio inmobiliario de los Bancos, acumulado por desahucios o recibieron un solo euro para ser “rescatados”.

  • Pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos Generales del Estado

Compartir este artículo