Compartir este artículo

Después de dos años de gestión municipal de Ahora Madrid, los Servicios Públicos no se encuentran, salvo raras excepciones, en una situación muy diferente a la que tenían antes de llegar al Gobierno Municipal.

Por Plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos

En los diferentes actos que se hicieron como parte de la campaña electoral de 2015 en los que se confeccionaba un programa entre los vecinos y vecinas, uno de los puntos más importantes que se trató siempre fue la REMUNICIPALIZACION de los Servicios Públicos. Y no era casualidad este punto viendo todo lo que estaba sucediendo con las contratas municipales, sobre todo las de Limpieza y Jardinería, donde el servicio era absolutamente deficiente por las medidas tomadas por el anterior consistorio y que abocaba a los trabajadores y trabajadoras de este sector a  un ERTE de 45 días años durante 4 años.

Dos años después de todo esto, podemos hacer un balance de su gestión. Tuvieron la primera oportunidad de municipalizar el 010 en Diciembre de 2015, pero se inclinaron por dejárselo otra vez a la misma contrata, pese a la huelga y la lucha que mantuvieron los trabajadores y las trabajadoras del sector.

También lo pudieron hacer con el RSU, pero prefirieron mirar hacia otro lado. Y ahora tenemos un conflicto con los compañeros y compañeras de la piscina del Moscardó, que el Ayuntamiento se niega a subrogarles aduciendo que no tiene ninguna obligación.

 Siguen existiendo los conflictos de los trabajadores y trabajadoras de las escuelas de música, de los de la Ley de Dependencia, de los centros de personas mayores, de los  centros sociales, de los de polideportivos y de un largo etcétera, que al no ser gestionados de forma pública siguen sufriendo el abuso y la explotación de las grandes contratas que gestionan estos servicios y produciendo un deterioro evidente del servicio que padecen usuari@s y trabajador@s.

Hay muchos ejemplos en el Estado Español de gestiones que, tras estar en manos privadas, han vuelto a ser públicas. Se pueden citar como ejemplos el servicio de limpieza viaria y RSU  en León que supone un ahorro de 8 millones de euros. En Pasaia (Guipúzcoa), todos los servicios públicos se prestan de manera directa por parte del Ayuntamiento, siendo la última municipalización la del servicio de limpieza viaria con un ahorro del 35% anual. Medina Sidonia gestiona el ciclo integral del agua, RSU, obra pública o la limpieza viaria a través de una empresa pública reduciendo notablemente el coste respecto a la gestión privada. Y hay más, Arenys de Munt (gestión del agua, limpieza de edificios y punto de recogida de basuras). Burgos que municipalizó el servicio deportivo y los casos más recientes de algunos servicios remunicipalizados en los pueblos de Madrid de Arganda del Rey y de Soto del Real.

El Ayuntamiento de Madrid dice que aquí también han municipalizado algunos servicios. El de los servicios funerarios y el de Bicimad. En cuanto a los servicios funerarios el Ayuntamiento tenía el 51% de la Empresa. Ahora después de unos cuantos años de gestión privada, los ha recuperado mediante el desembolso de 25 millones de euros que ha sido el agujero que dejó el anterior gestor. Y en cuanto a Bicimad, más de lo mismo: 9 millones de euros de deuda. Ahora esta empresa se está recuperando y no sólo eso, sino que se está expandiendo prácticamente el doble ¿No será que la gestión pública funciona mejor? ¿No será que cuando los recursos municipales se dedican a servicios municipales son mucho más económicos y eficientes?

También es interesante recordar que el Ayuntamiento ha dado a las contratas de Limpieza y Jardinería 18 millones de euros este año y 18 millones de euros el año que viene. Cuando se dio a conocer esta noticia, se dijo que era para la contratación de 800 barrenderos para la ciudad de Madrid, pero lo único que sabemos hasta ahora es que lo que están haciendo es pasar personal de fin de semana a diario con el consiguiente ahorro de dinero. Y todo esto sin oposición del Ayuntamiento.

Es muy importante reseñar el nivel de subcontratación que hay entre las empresas que trabajan para el Ayuntamiento. Una forma “legal” de precarizar el servicio y que es un arma de doble filo para recortar los derechos de los trabajadores y trabajadoras que trabajen en dichas empresas. Una práctica ésta que ya se hizo incluso, con el permiso del Ayuntamiento cuando había un ERTE.

Desde la Plataforma por la Remunicipalización no nos valen los argumentos del Ayuntamiento de que “los contratos no se pueden romper porque están blindados” o “el programa era una lista de sugerencias”, expresiones éstas que dejan muy a las claras la nula voluntad política de Ahora Madrid de terminar con el saqueo y la explotación de los Servicios Públicos.

Desde esta Plataforma por la Remunicipalización seguiremos luchando, junto con los trabajadores y trabajadoras y los vecinos y vecinas porque esto es una cuestión de todos y todas,  por la vuelta a la gestión pública de los Servicios Públicos porque es la única manera que sean de todos y todas y para todos y para todas y no para el beneficio de unos pocos.

Compartir este artículo