Compartir este artículo

Desde Corrent Roig repudiamos este laudo que no es más que un golpe del gobierno contra la negociación colectiva y el derecho de huelga, una actuación dictatorial y arbitraria para decir que aquí manda la patronal. Es un laudo que se aplica en nombre de los “intereses generales”, después de haber atentado contra el derecho de huelga imponiendo unos servicios mínimos ¡del 90%! y utilizando el esquirolaje de la Guardia Civil, con la colaboración de los Mossos d’Esquadra.

Por Javier Hernando

El laudo ratifica e impone el contenido de la propuesta de “mediación” presentada por la Generalitat, que fue explícitamente rechazada por la asamblea de trabajadores. La prensa se ha hecho eco de que el laudo incluía un aumento salarial de 200 euros, pero esconde que este absorbe otros complementos. Así, los trabajadores que ya cobran 100 o 150 euros en complementos, sólo cobrarían 100 o 50 euros más. Totalmente insuficiente para paliar los recortes de sueldo que han venido sufriendo.

La parte salvable del laudo, el anulación de los despidos disciplinarios, se encuentra condicionada a que la plantilla no siga adelante con su lucha. ¿Y cómo se supone que tienen que defender unas condiciones de trabajo dignas y los puestos de trabajo renunciando a la movilización? ¿Cómo podrán enfrentar más despidos disciplinarios a posteriori de la huelga si la empresa a alega motivos diferentes de los de la huelga para eludir el laudo? El laudo también obliga a la empresa a cumplir en parte una reivindicación de los huelguistas: la ampliación de personal. Pero Eulen no lo está cumpliendo.

Genoveva Sierra, la presidenta del comité de huelga de Eulen, denuncia que las trabajadoras y trabajadores han recibido el laudo con ‘decepción y enfado’ y que ‘no ha arreglado nada, sólo ha incendiado todavía más a la plantilla’. Por si no bastara, el laudo no contempla nada que obligue Eulen a aplicar medidas para la paridad entre mujeres y hombres. Del mismo modo, tampoco asegura la continuidad de las condiciones si AENA adjudica el servicio a otra empresa.

Ante todo esto, la asamblea de trabajadores podría retomar la huelga. ¡Toda la solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de Eulen!

Compartir este artículo