Compartir este artículo

Terminó la huelga de 4 días en el campo sevillano en defensa de un convenio digno. Tras más de una década sin una movilización de este tipo, las condiciones de trabajo en el campo se han degradado a pasos agigantados. Con salarios de miseria,  con un fraude patronal extendidísimo en la declaración de las peonadas y con un constante incumplimiento del convenio, que cuenta con la connivencia de los gobiernos. Es bien conocido el caso de las jornaleras de Agrícolas Espino y Baena Franco, en el que los empresarios no abonaron los seguros sociales y la administración responsabilizó a los jornaleros, teniendo que hacer frente a la devolución de sus prestaciones. Como los empresarios no declaran todas las peonadas, ahora han decidido que el fraude patronal lo paguemos entre todos los trabajadores, recargando el sello agrícola 8€, que sube hasta los 94 €.

A pesar de la coacción y el chantaje de los patrones, que decían “si no vienes en los días de huelgas, ya no te molestes en volver”, la huelga ha tenido una repercusión muy importante en la provincia debido a la situación de miseria que sufren los jornaleros, que se acrecienta con la propuesta de ASAJA de congelar los salarios para los próximos 5 años y su posición manifiesta de no cumplir con el convenio.

En la comarca de la Vega del Guadalquivir, donde se concentra el grueso de los frutales que se encuentran en plena campaña de recolección y procesamiento, las principales fábricas y fincas han parado, como Pedro Espiga, Buitrago o las Carderonas. Pero también ha habido impacto en pequeñas cuadrillas y almacenes. Desde luego, la patronal del sector ha sentido el rechazo de los jornaleros a sus pretensiones de hacernos retroceder 20 años, causando mucha indignación.

No sabemos si ASAJA retrocederá y aceptará unas condiciones dignas para los jornaleros después de estos cuatro días de huelga, pero lo que sí tenemos claro es que debemos mantenernos firmes en nuestras reivindicaciones, principalmente CCOO y UGT que están en la mesa negociadora. No podemos caer en la trampa de los empresarios  que dicen que tenemos que ceder “por el bien del sector”, tenemos que pensar en nuestros hogares y la juventud que viene detrás de nosotros. Por eso es importante en el momento en el que estamos comenzar a romper con el miedo y organizar la resistencia por convenio digno para los trabajadores, denunciando tajo a tajo, en cada fábrica y almacén, el fraude e incumplimiento del convenio tanto en el melocotón como en la naranja y en el verdeo.

El 27 de Mayo Todos/as a Madrid con las jornaleras de Agrícolas Espino y Baena Franco por un convenio digno y por la devolución de la prestaciones.

Desde el sindicato Co.Bas, junto a las jornaleras de Agrícolas Espino y Baena Franco, nos hemos sumado a la convocatoria de las MARCHAS DE DIGNIDAD este próximo 27 de mayo para denunciar los abusos de los cuales somos víctimas:

  • Que nos devuelvan las prestaciones y archiven el auto penal a los jornaleros de Agrícolas Espino y Baena Franco.
  • ¡No al requisito de las 35 peonadas! Hasta acabar con el fraude patronal que no declara las peonadas, y contra el gobierno que en lugar de tomar medidas para obligarles a declararlas peonadas a la seguridad social y a cumplir el convenio, ha decidido aumentarnos 8€ el sello agrícola a los trabajadores.
  • Por un convenio digno para los jornaleros, ¡no a la congelación salarial para los próximos 5 años!

Es importante que desde los tajos y las cuadrillas nos sumemos a esta jornada de lucha estatal, y llenemos los autobuses, como parte de la continuidad de la huelga convocada, así como para empezar a organizarnos para denunciar el fraude en cada finca, fabrica y tajo.

 

Compartir este artículo