Compartir este artículo

Los grupos europeos Populares y Socialistas en el Parlamento Europeo votaron a favor del CETA demostrando que son fieles servidores de los consejos de administración de las multinacionales europeas, donde muchos de ellos sientan: las famosas “puertas giratorias” no son exclusivas del Estado Español, aunque aquí sea insultante.

Por Roberto Laxe

Compartir este artículo