Compartir este artículo

Desde el 3 de diciembre, las autoridades de la provincia china de Guangdong vienen atacando a sindicalistas y organizaciones de trabajadores de forma ofensiva, coordinada y global.

Más de 25 personas de al menos cuatro organizaciones de trabajadores fueron llevadas e interrogadas por la policía. De estas, por lo menos siete fueron detenidas y acusadas criminalmente o están en poder de la policía que no divulga ni siquiera en qué prisión se encuentran.

Los cinco detenidos que fueron acusados criminalmente son: Zeng Feiyang, directora del Centro de los Trabajadores de Panyu; el sindicalista Zhu Xiaomei; el activista y trabajador Ele Xiaobo, que dirige un grupo en Foshan llamado Nanfeiyan que ayuda a los trabajadores accidentados; el activista Peng Jiagong, fundador del grupo de autoayuda de los trabajadores; y otro activista, Deng Xiaoming.

Las autoridades impidieron a los abogados encontrarse con cualquiera de los detenidos. El activista Meng Han está detenido en el Centro de Detención Número 1 en la ciudad de Guangzhou, aun cuando el aviso de detención criminal aún no haya sido emitido. También se sabe que el activista Tang Jian fue llevado por la policía, pero su localización y las acusaciones contra él no son claras.

La policía continuó asediando e intimidando a los miembros de la familia y a los amigos de los activistas detenidos y les impide dar entrevistas a los medios.

En mayo de 2015, la Secretaría de Seguridad de Guangzhou detuvo al activista Liu Shaoming y le negó su derecho a encontrarse con su abogado, diciendo que él fue acusado de “incitar a la subversión contra el poder estatal”.

 

Firme la petición en: www.labourstartcampaigns.net/show_campaign.cgi?c=2930

Más informaciones en: www.facebook.com/freechineselabouractivists/

Compartir este artículo