Compartir este artículo

El próximo 27 de Mayo las Marchas de la Dignidad convocan una manifestación estatal en Madrid en demanda de PAN, TRABAJO, TECHO E IGUALDAD. La inclusión de esta última consigna es un avance, ya que engloba las demandas de las mujeres, que somos la mitad de la clase trabajadora.

Por Laura Requena, de Málaga                                                 

Leyes como la Ley contra la Violencia de Género, la Ley de Igualdad o la Ley de Dependencia -que nunca contaron con presupuesto suficiente ni con una verdadera voluntad política a la hora de ser aplicadas por los sucesivos gobiernos del PPSOE- resultaron ser completamente insuficientes e ineficaces para acabar con la desigualdad en este sistema capitalista, donde la burguesía utiliza la opresión machista en su beneficio.

De nuevo unos presupuestos antisociales que perpetúan nuestra opresión

El presupuesto aprobado por el gobierno aumenta en un 9,9% la partida destinada a “Actuaciones para la prevención integral de la violencia de género”. Totalmente insuficiente para revertir los recortes de hasta un 26% desde el año 2010. Las medidas para impulsar la igualdad entre hombres y mujeres, que han caído un 61% desde 2006, permanecen congeladas. ¿De dónde saldrá entonces el dinero para poner en marcha ese supuesto “Pacto de Estado contra la Violencia de Género” que han anunciado para octubre de este año?

Exigimos más dinero para proteger a quienes denuncian, más alojamientos alternativos lejos del agresor, formación especializada del personal que atiende a las víctimas, más campañas de prevención y sensibilización social…

Las ayudas al desempleo bajan un 6,6% respecto a 2016, aunque 45 de cada 100 parad@s, la gran mayoría mujeres, no recibe ningún tipo de prestación. Estamos hartas de pobreza y precariedad laboral. Necesitamos derogar las reformas laborales y de las pensiones del PP y del PSOE para conseguir empleo estable, planes de igualdad obligatorios en lo público y lo privado que acaben con nuestra discriminación laboral y pensiones dignas para todas.

El aumento de 130 millones de euros para Servicios Sociales en 2017, supone un ridículo aumento del 0.8%. La partida para Dependencia, que lleva un recorte acumulado de 3.000 millones, se incrementa en 100 millones, con lo que miles de dependientes, en su mayoría mujeres, seguirán sin ser atendidas. El incremento del 2,3% en sanidad no alcanza para recuperar los recortes de los últimos años ni para acabar con las listas de espera. Educación sube un 1,7%, 500 millones de euros menos que en los años previos a la crisis.

Exigimos más inversión estatal y autonómica para servicios de ayuda a domicilio, centros de día y residencias públicas para personas mayores y dependientes, que acaben con la sobrecarga que sufrimos. Más guarderías públicas y comedores escolares. Educación sexual y en valores de igualdad en la escuela pública. Queremos hacer efectivo nuestro derecho a aborto libre y gratuito, a servicios de planificación familiar y acceso a anticonceptivos fiables y gratuitos para todas, en la sanidad pública.

Las mujeres trabajadoras no sólo debemos combatir a este gobierno machista y antiobrero que ampara y protege a los corruptos y gobierna para una minoría social. Tampoco podemos confiar en quienes salen a criticar estos presupuestos pero aceptan las “reglas del juego” que vienen impuestas desde arriba, como son el pago de una deuda pública ilegítima que llega ya al 102% del PIB, o el ajuste al déficit desde el 4,3% al 3,1%, que nos impone la UE y que son la causa de la continua contención del gasto público. Aquellos que como UNIDOS PODEMOS, critican la privatización de los servicios públicos, pero luego no están dispuestos a enfrentar hasta el final a las empresas allá donde gobiernan.

Este 1 de Mayo, miles de mujeres salimos a las calles para participar en las movilizaciones convocadas. ¡Y el próximo 27 de Mayo, TODAS a Madrid!

Compartir este artículo