Compartir este artículo

Tras el pre-estreno del documental “1917-2017 Pan, Paz y Tierra” en varios países del mundo (Argentina, Brasil, Paraguay, Perú, Portugal) y en el Estado Español en Andalucía, Cantabria y Cataluña, tuvo lugar el viernes 1 de diciembre en Madrid la presentación de dicho documental.

En una tarde donde el enorme frío invitaba a quedarse en casa, unas  aproximadamente 120 personas se acercaron hasta el I.E.S. Lope de Vega, situado en el madrileño barrio de Malasaña, para asistir a la proyección de dicho documental. Compañeras y compañeros de Corriente Roja, del sindicato Comisiones de Base (Co.bas), de otras organizaciones políticas y algunos familiares y amig@s, tuvieron la oportunidad de compartir y emocionarse con los diferentes testimonios de l@s activistas obreros, campesinos y populares que participan en dicho documental y que desde sus diferentes lugares de lucha nos explican que significó para ellos la Revolución Rusa y que enseñanzas podemos sacar cien años después l@s luchador@s y activistas actuales.

El acto dio comienzo pasadas las 19:00 horas, donde l@s tres compañer@s que subieron al escenario, hicieron una breve presentación y agradecieron enormemente a l@s asistentes su presencia. Posteriormente dieron paso a Ángel Luis Parras, uno de los protagonistas del documental, para que explicara las principales razones que empujaron a  poner en marcha este proyecto y quienes han sido las personas que han trabajado de manera denodada y pusieron muchas horas de su tiempo y recursos económicos al servicio del mismo.

Aproximadamente sobre la 21:00 horas se dio por concluido el Acto con un cerrado aplauso y varios gritos en la sala: ¡¡Viva la lucha de la clase obrera!! A la salida, varios compañeros ofrecieron a los asistentes al Acto, el libro que se ha editado con el mismo nombre de la película. Un libro en el que están reproducidas, íntegramente, las entrevistas realizadas a los protagonistas ya que en el documental solo aparecen parte de las mismas.

La buena acogida y las buenas sensaciones que entre l@s asistentes dejó el documental, permite ahora seguir difundiéndolo en pueblos, barrios, universidades y centros de estudio.

Compartir este artículo